• San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz
  • San Esteban de Gormaz

San Esteban de Gormaz, municipio perteneciente a:

null

 

Febrero 2017 Marzo 2017 Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

r-noticias


mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
Río Duero Imprimir Correo

Río de vida y vino, el Duero ha marcado la historia medieval del país y el urbanismo de San Esteban de Gormaz. Serpenteante, el padre Duero cruza la villa ribereña y se convierte en la arteria principal de una tierra marcada por la climatología y la formación de suelos, y donde el viajero encuentra descanso, sosiego, belleza y una oferta deportiva.

En la Edad Media fue la frontera de dos reinos y estableció en San Esteban un punto clave en la defensa del territorio, como se puede comprobar en sus monumentos románicos, siendo el Duero la frontera natural de la Marca Media.

Un paseo, especialmente en otoño, por la ribera del Duero, en el paseo de la Rambla, entre chopos y álamos que lame el río se convierte en un placer. A merced del viento que mueve las hojas secas del camino y con los peces nadando serenos entre las aguas de un río que nace en los Pinares sorianos, cruza la provincia primero de oeste a este y con la curva de ballesta en la capital, marca de nuevo un sentido este oeste, las truchas, cangrejos, crpas, barbos y otros animales acuáticos se convierten en silenciosos compañeros de viaje.

Pero el Duero, en San Esteban se bifurca, creando a su paso islas y sotillos en los que el descanso, la serenidad o la natación son disfrutes cotidianos. El Duero atraviesa la comarca tranquilo y pausado por lo que es navegable en esta zona y en San Esteban podemos encontrar un embarcadero, en el que se suelen realizar competiciones de piragüismo, marcadas por el calendario del club de piragüismo local, o aprender este deporte en el Duero. Son aguas tranquilas en las que se puede practicar deporte a la vez que se disfruta de la naturaleza.

Si se opta por recorrer las riberas a pie, se puede disfrutar de una fauna y flora que incluyen chopos y sauces antiquísimos entre otras variedades. Es un paseo al que se puede dedicar tiempo y en el que se puede disfrutar de una lectura reposada que sirve para recobrar energía y reconciliarse con la naturaleza.

Es, además, un río de vino, aquí nace la denominación Ribera del Duero y este sentir se palpa en una río que comienza a crecer de camino a Portugal, bañando vegas y cauces de una climatología benévola.

English version  here

Version française  ici